Viejas heridas, que el tiempo las cura. Cicatrizando voy, por las aceras de la locura...

Optimistas...

Y dicen por ahí...

domingo, 1 de abril de 2012

orgullo

Él era quien decía que cantando las penas volaban, se iban. Nadie sabía que aquellas canciones escondían mundos. Mundos aislados de la realidad, en los que la gente volaba, volaba sin miedo a chocarse con el futuro de frente.
En caso de que alguien chocara en esa canción, usaba ese choque como aviso. Y es que, al darse un golpe se aprende que posiblemente después vendrá lo que buscas.
Todos se peleaban por entrar en su canción, en su baile. Todos esperaban que los acordes que sonaban de fondo fueran empujones. Empujones para salir airosos de aquel pentagrama llamado vida.

Él era quien decía que volando las penas cantaban, se llenaban de ritmo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Exprimid vuestras cabecitas y hacédmelo saber :)